LA PARABOLA DE LA OVEJA PERDIDA

Posted on Actualizado enn

Lucas 15:1-7

Cuando Cristo estaba entre los judíos, muchas     personas  pecadoras  querían escuchar  sobre  el  amor  de  Dios  y  el perdón       que     podían          encontrar    en     Él. Esto hacía enojar a los  que se sentían justos.        Así  que  Jesús  les  contó  una parábola:

Hubo un pastor que tenía cien ovejas. Él amaba a  cada oveja de su rebaño y las llevaba a comer los mejores pastos. Todas la ovejas lo seguían obedientes, todas  menos  una.  Esta  pequeña  era inquieta   y  muchas  veces,  en  vez  de poner atención a su pastor, se distraía y se entretenía en cosas inútiles y tontas.

 

Nosotros somos muchas veces como esta ovejita distraída.  En vez de buscar y seguir a Dios,  nos entretenemos haciendo cosas tontas e inútiles.  Pero estas cosas muchas veces son las que ofenden a Dios. Se llaman pecados.  La Biblia dice que todos somos pecadores y que muchas  veces hacemos las cosas que no le agradan a Dios, como pegarle  a  nuestros  hermanitos,  desobedecer  a  los  papás,  mentir, decir groserías, robar, y todo lo que tú y yo hacemos y ofende a Dios.

Pues esta  oveja  distraída,  cierta  vez,  dejó  de  atender  al  pastor  y empezó a jugar y a alejarse del camino por donde el pastor la llevaba, hasta que se alejó del rebaño.  No supo cuánto tiempo pasó, pero de repente se dio cuenta de que estaba en un lugar peligroso y extraño. El pastor nunca la había llevado allí antes.  No sabía cómo volver.  Dio un brinco, y cayó  en una barranca. Lastimada y muy asustada lloró. No sabía hacer otra cosa y no podía librarse sola.

El pastor era responsable y a menudo contaba a sus ovejas.  Ese día las contó y se dio cuenta que le faltaba una, la que siempre se metía en problemas. Eso entristeció mucho al pastor.

¿Cómo te  imaginas  que  siente  Cristo,  cada  vez  que  nosotros decidimos desobedecerle y hacer lo incorrecto? ¿Nos deja de amar por ser pecadores?  No.  Él nunca nos deja de amar.  Pero no ama nuestro pecado.  Tampoco este pastor amaba los malos caminos de la oveja perdida.  Así que decidió ir a buscarla.  ¿Dónde estaba?  El pastor conocía bien los terrenos.  El único camino que podía haber tomado esta oveja mala era el peligroso camino a una barranca. Allí la oveja podría estar en peligro de muerte.  Así son los caminos del pecado, nos alejan de Dios y nos ponen en peligro de muerte.     La Biblia dice que la paga del pecado es muerte.  Pero Cristo nos ama y nos busca para darnos la vida eterna.

Este pastor  fue  a  la  barranca  y  allí  estaba  la  oveja  extraviada, lastimada y llorando amargamente.  El amoroso pastor la tomó y la llevó  cuidadosamente  en  sus  brazos.              Cuando  llegó  a  casa,  sus amigos y vecinos se dieron cuenta de que llevaba cargando a la oveja  lastimada y él les contó su aventura.    Su mayor alegría era haber recuperado a la oveja perdida.

Así que Cristo les preguntó a los fariseos:

- ¿Quién de ustedes no haría lo mismo por una oveja perdida?  Así también,  hay  más   alegría   en  el  cielo  por  un  pecador  que  se convierte                     que   por  noventa    y   nueve   personas  buenas  que  no necesitan convertirse.

Cristo te ama y te quiere llevar al cielo, junto a Él.  En el cielo habrá alegría si hoy decides decirle a Cristo: – Ven a mí.  Te necesito.  Ya no quiero andar solamente haciendo lo que te ofende-.

Breve Bosquejo:

I. Unos hombres se enojan porque Jesús ama a los pecadores

(Lucas 15:1-2)

II. La historia de la oveja perdida (15:3-6)

A. El pastor cuida a sus cien ovejas

B. Una oveja se pierde

C. El pastor busca y encuentra a su oveja

D. El pastor se alegra de haberla encontrado

II. Dios se alegra cuando nos arrepentimos de nuestro pecado y volvemos a

Él (15:7)
COLOREA Y REALIZA LA ACTIVIDAD:

OBSERVA EL VIDEO DEL PASTOR Y LA OVEJA PERDIDA:

About these ads

Un comentario en “LA PARABOLA DE LA OVEJA PERDIDA

    ronie escribió:
    septiembre 26, 2013 en 6:39 pm

    bkjkjkjkjkjkjhghjgfkpgdf tg

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s